De esta entrada somos varios los autores: Natalia Vidal Blanch, María González Amarillo, Daniel Lobo Ojeda y un servidor.

Uno de los ejercicios más refrescantes que nos han solicitado en la universidad ha sido el de buscar y elaborar una campaña de contrapublicidad. Antes de esta actividad tuvimos que realizar otra conjuntamente, que consistió en elaborar una nueva categoría de los Premios Sombra. La categoría que creamos fue ‘Baba de caracol’ cuyas bases son las siguientes:

En una sociedad caracterizada por la fiebre consumista, la superficialidad y el culto al cuerpo, el premio “Baba de Caracol” va destinado a aquellos anuncios publicitarios lacerantes que se atribuyen propiedades y atributos a sí mismos que en realidad no existen, sino que fomentan, a través de promesas ficticias tales como “la juventud eterna”, la obsesión por cambiarse a sí mismo y gozar de una buena imagen física para ser aceptado por los demás.

Por tanto, este premio se otorgaría a todos esos productos que, engañosamente y aprovechándose de la ingenuidad y/o desesperación de los consumidores, les incitan a adquirirlos empleando formas e imágenes crueles para hacer temblar su autoestima.

Los tres anuncios finalistas fueron los siguientes:

  • 1. Cirujía Estética:

  • 2. Anti acné-Proactiv

  • 3.Male Edge-alargador de pene: 

El ganador resultó Proactiv Acné, el producto que para contrarrestar los granos, en su desmesurado intento por vender, ha creado una publicidad ofensiva y cruel contra los jóvenes con acné, concretamente con las mujeres.  Se aprovechan de la inestabilidad de los adolescentes, que durante su proceso de madurez hasta la edad adulta son fácilmente manipulables por las corrientes publicitarias y las marcas, que hacen diferenciarse unos de otros. En esa edad cuando más cruel son los jóvenes en sus relaciones personales, discriminándose por asumir el discurso que transmiten las marcas que consumen.

Además es una acusación directa contra las mujeres: no habla de no tener pareja, sino de no tener novio. A pesar de los intentos de muchas mujeres y hombres a lo largo de la historia por lograr conseguir la igualdad de derechos y oportunidades, las empresas a través de la publicidad han conseguido hacer sentir al sexo femenino que necesita de cantidad de cremas y adornos para poder atraer a los hombres.

El anuncio de Proactiv vende la idea de que una mujer sin arreglar o con pequeños defectos (que todos los seres humanos tienen), no puede ser atractiva. Pero aún va más lejos: pronostica que ni siquiera pueden tener novio, considerándolo una auténtica desgracia, alimentando más los estereotipos.

Una vez que ya determinamos el ganador, realizamos varias propuestas de contrapublicidad. Son las siguientes, a ver qué os parecen. El tono de la contrapublicidad es tender a la exageración y llevar al extremo la misma campaña usando el mismo modo de anuncio y elementos, para de esta forma ridiculizar y hacer recapacitar al receptor del mensaje. Nosotros seleccionamos la última por cierto, pero serían todas parte de una misma campaña bajo mi punto de vista:

Difumina tu cara

Difumina tu cara

ponte más tetas

ponte más tetas

ponte una bolsa

ponte una bolsa

Anuncios