'Invasión a la tierra' ('Battle: Los Angeles')

'Invasión a la tierra' ('Battle: Los Angeles')

Existen muchas ocasiones en que un tráiler es capaz de generar grandes expectativas. Como es el caso de  ‘Invasión a la tierra‘ (‘Battle: Los Angeles‘ 2011) dirigida por Jonathan Liebesman. Tal vez deberíamos haber hecho caso al título en su idioma original que es más acorde a lo que vamos a ver que lo que sugiere su adaptación al castellano. En la trayectoria de este realizador sudafricano de nacimiento encontramos títulos tan dispares como la fallida ‘En la Oscuridad‘ (‘Darkness Fall‘, 2003), la más que olvidable ‘La Matanza de Texas – El origen‘ (‘The Texas Chainsaw Massacre: the beginning‘, 2006’) o, seguramente su mejor trabajo, ‘The Killing Room‘ (2009) hasta llegar a ‘Invasión a la tierra‘, su proyecto más ambicioso y con mayor presupuesto. En una entrevista Liebesman comentaba que en esta película ha podido conjugar los dos géneros que más le gustan: el de invasiones extraterrestres con el cine bélico. Y, seguramente, lo vio cristalino al leer el guión de Christopher Bertolini. El problema es que la historia y el resultado son una gran cortina de humo que no esconde nada, bueno, algunos aliens tal vez, y un montón de propaganda promarines americanos, pero nada más. En ‘Invasión a la tierra‘ veremos cómo un grupo de marines americanos tiene que rescatar a unos cuantos civiles del campo de batalla en el que se ha convertido LA tras un ataque alienígena. Como bien decía, muchas veces una dosificada cantidad de información sobre el proyecto -que se hable de él pero que no se sepa mucho-, una buena campaña de distribución, unos cuantos anuncios, una cuidada fecha de estreno para que no coincida con otros títulos que puedan taparla y un buen trailer que llame la atención puede ser más que suficiente como para que una película se convierta en el número uno de la taquilla americana y casi de la española.

Álvaro M. Angulo

Aaron Eckhart en 'Invasión a la tierra'

Aaron Eckhart en 'Invasión a la tierra'

El Sargento Michael Nantz (Aaron Eckhart) está decidido a dejar el cuerpo de marines tras muchos años a su servicio y tras una última misión en la que fallecieron varios hombres bajo su mando. Ese mismo día todos los escuadrones de su unidad son movilizados, en un principio, para labores de salvamento y evacuación debido a una inesperada y repentina lluvia de meteoritos. Nantz será devuelto al servicio para estas labores y se incorporará como capitán bajo el mando del inexperto lugarteniente William Martínez (Ramón Rodríguez). Pero tras este inocuo y súbito racimo de meteoritos la inteligencia militar descubre que se esconde una colonización en toda regla a cargo de una violenta raza alienígena. Estos seres del espacio atacarán sin cuartel varios puntos estratégicos del planeta y como flanco que defender en América quedará la costa Oeste, concretamente la ciudad de Los Angeles sobre la que se proyecta desplegar un ataque aéreo que elimine la amenaza que ha convertido a la ciudad en una zona de guerra. A la unidad encabezada por Martínez y Nantz se le encargará la misión de rescatar a varios civiles que se han refugiado en una comisaria antes de que se desplieguen las bombas por la ciudad. Pero su camino no será sencillo y tendrán que aprender a adaptarse a esta guerra desigual y a unos enemigos desconocidos.

Secuencia de 'Invasión a la tierra'

Secuencia de 'Invasión a la tierra'

De ‘Invasión a la tierra‘ conviene destacar sus efectos visuales y sonoros. Con una cuidada ambientación y estética de videojuego de guerra mezclada con un resultón diseño de alienígenas y todo ello grabado por momentos en alta definición y otros a cámara en mano temblorosa. La propuesta de esta película es bastante sencilla y lo deja claro desde el primer cuarto de hora en el que ya empieza a ensalzarse la épica militar. Porque eso es lo que vamos a ver. Una operación militar llevada a cabo por rudos marines americanos aderezado con discursos patrióticos. Un grupo de soldados son enviados a una misión en un campo de batalla en el que en lugar de un ejército enemigo de otro país tenemos como “novedad” a una horda mecanizada de alienígenas con malas pulgas y poca inteligencia. En el desarrollo de la cinta no veremos ni parece que les interese nada desarrollar los personajes, que se quedan desdibujados y con una profundidad nula, que irán deambulando por las ruinas de la ciudad para completar su misión. Como no podía ser de otra forma, ya que los marines americanos no dejan a nadie atrás, no se rinden nunca, y son capaces de destruir uno de ellos a todo un ejército con una navaja. Para más inri los tópicos no escasean, como sí que lo hacen algún atisbo de diálogo o situación novedosa entre tanta maniobra militar. Al personaje protagonista le falta decir: “Vaya por dios, me faltaba un día para jubilarme y nos invaden estos malditos aliens”.  Aparte de las ya más que vistas escenas de estereotipos dentro de la base militar y de cada soldado, destacando el papel de Michelle Rodríguez, una habitual del género de tipa dura que tiene que disparar.

Escena de 'Invasión a la tierra'

Escena de 'Invasión a la tierra'

Si tienes ganas de ver cerca de dos horas de un anuncio del ejército americano, no lo dudes, ‘Invasión a la tierra‘ es la película que estabas buscando. Con una historia que apenas queda dibujada, previsible, recargada de tópicos y con un estilo visual más cercano a ‘Call of Duty‘ (el cual, dicho de paso tiene más historia y desprende muchísimas más emociones que esta película) que a otras referencias que se pueden leer.  A ‘Invasión a la tierra‘ la asemejaban a ‘Black Hawk derribado‘ (‘Black Hawk Dawn‘, 2001) y a ‘En tierra hostil’ (‘The Hard Locker‘, 2009), pero, vamos, porque en ambas salen soldados del ejército americano porque lo que se refiera a calidad como película no tienen comparación alguna, tal vez, con la primera porque viajan en helicóptero y con la segunda porque usan explosivos, pero nada más, y, mucho menos aun con ‘Salvar al soldado Ryan‘ (‘Saving Private Ryan‘, 1998), bueno, sí, en ésta tienen que salvar a un grupo de civiles. Después de ver esta cinta y de desear que terminara pronto, es triste tener que recordar, que en comparación suya, la mítica ‘Starship Troopers: las brigadas del espacio‘ (‘Starship Troopers‘, 1997) parece una obra maestra (que conste que me gusta y me parece bastante entretenida, pero, al menos, es honesta con lo que ofrece).

Anuncios