Destino Oculto

Destino Oculto

Una de las películas que podemos encontrar en cartelera actualmente se trata de ‘Destino oculto‘ (‘The Adjustment Bureau’, 2011). Con el reclamo de poder ver a Matt Damon como protagonista acompañado de la bella Emily Blunt,  nos topamos con  esta cinta dirigida por el debutante en estas funciones George Nolfi. Este nombre puede que no nos suene demasiado, pero quizá debería. Este autor norteamericano  ha desarrollado su carrera fundamentalmente como guionista y productor de éxitos de taquilla como ‘El ultimátum de Bourne’ (”, 2007), ‘La sombra de la sospecha’ (‘The Sentinel’, 2006) o ‘Ocean’s Twelve’ (2004), por lo que un novato en el mundo del celuloide no es. Y en esta ocasión firma el guión también adaptando el cuento corto de Phillip K. Dick titulado ‘Adjustment Team’. En ‘Destino oculto‘ veremos cómo un joven político en horas bajas se enamora de una desconocida, pero el sino estará en su contra y hará todo lo necesario para que no estén juntos.

Álvaro M. Angulo

David Norris (Matt Damon) es un joven candidato a senador por Nueva York con una prometedora y meteórica carrera en la política. De repente su candidatura se ve truncada por un escándalo de la prensa sensacionalista. A punto de dar su discurso de renuncia la noche de la votación, en su camino se cruza una bella joven que se ha colado en una boda llamada Elise Sellas (Emily Blunt). Desde ese momento el destino de ambos se verá unido, pero las fuerzas divinas aparecerán, de una forma más física de lo imaginado, para mostrarles que no figura en el plan que suceda. A partir de entonces David deberá de afrontar el desafío de olvidar su amor predestinado por Elise por un futuro de éxito al servicio público.

Emily Blunt y Matt Damon en 'Destino oculto'

Emily Blunt y Matt Damon en 'Destino oculto'

Destino oculto‘ es una película que transita por varios caminos para terminar desembocando en el más inesperado. Con un arranque prometedor centrado en la campaña política de un joven senador en Nueva York, en el cual se critica la superficialidad de la misma y el marketing al servicio de los candidatos para parecer como los votantes quieren. Apuntando a esa dirección, de tejemanejes y poderes en la sombra de una cargo público, la narración da un giro hacía una historia de chico conoce a chica misteriosa de la cual se enamora, situación que hemos visto no en una ni dos películas. Entonces vuelve a virar de nuevo la historia hacía un terreno de conspiración con tintes “religiosos” y “ángeles” (aunque, eso sí, trajeados y con sombrero) con poderes ilimitados y dedicados a manipular y ‘ajustar‘ a los humanos para que sigan el plan del ‘superior‘.

Secuencia de 'Destino oculto'

Secuencia de 'Destino oculto'

Es en este punto cuando realmente la historia toma un cariz extraño, por no decir de cierto tufillo a historia en la que la realidad no es la que parece. Este estilo lo hemos podido ver antes en muchas cintas de ciencia ficción. Y si recordamos que partimos de un cuento de K. Dick no nos podemos sorprender. Pero es que en la memoria colectiva tenemos recientemente ‘Origen‘ (‘Incepcion’, 2010) o, un poco más alejada cronológicamente, ‘Matrix‘ (‘The Matrix’, 1999). Y cito estas dos películas por la clara influencia de la más antigua en las anteriores, con el agente Smith a la cabeza, dedicado junto a sus compañeros a mantener la ‘realidad’ en su sitio. Entonces era a través de un programa informático. En la obra de Nolan también aparecen ‘agentes’ trajeados dedicados a cambiar la realidad, situados en la psique de un soñador.

Los "agentes de campo" de 'Destino oculto

Los "agentes de campo" de 'Destino oculto

Pues bien, en esta ocasión, lo que vemos son ‘agentes‘ de campo al más puro estilo FBI de la década de los setenta para representar ángeles. Su misión es ‘guiar‘  a los humanos a seguir el plan de Dios. Y lo hacen en la trastienda de la realidad, simbolizada en una especie de almacén vacío que se encuentra entre realidades (¿recordáis las puertas de ‘Matrix’?, aquí también se accede a este espacio por ellas). La originalidad que podrían haber buscado tanto en el diseño de ellos como visualmente o a la hora de armar la historia desaparece por segundos, supongo que es la forma más barata de representar a este tipo de personajes. Y la intriga tampoco es que quiera el autor mantenerla  mucho rato o atrapar al espectador. Podríamos esperar que nos fueran dando sorpresas con imágenes nunca vistas o escenas de acción increíbles, visto los antecedentes de Nolfi, pero tampoco.

Emily Blunt en una premiere de 'Destino Oculto'

Emily Blunt en una premiere de 'Destino Oculto'

‘Destino oculto‘ es, fundamentalmente, un relato romántico de ciencia ficción con toques religiosos en el que el amor imposible supera las trabas del destino. Más imposible aun cuando dichas trabas es un ejército de ángeles omnipotentes que atraviesan puertas y reprograman la realidad a su antojo. A todo esto le sumamos un principio prometedor de trasfondo político que apenas recorre y se queda en nada. Y por el camino unas cuantas escenas de acción y persecuciones algo descafeinadas, por decir algo. Resulta entretenida, pero poco más, ya que ofrece un poco de todo y un mucho de nadas. Visualmente tiene algunos aciertos, pero nada que no hayamos visto antes, y mejor hecho a decir verdad. Al igual que la historia en general que nos cuentan, que no creo que vaya a pasar a la Historia del cine ni por su originalidad ni por su resolución, tal vez por cómo realizar una historia tomando un cuento de referencia y aderezándolo con ideas de otros éxitos para ver el resultado,  no muy bueno a decir verdad. Al menos puedes pasar un rato de entretenimiento libre de pensar y ver a un Matt Damon en un nuevo registro y a la atractiva Emily Blunt demasiado secundaria; caso aparte es el de no aprovechar para darle un papel más transcendente a John Slattery (Roger Sterling en ‘Mad Men’), posiblemente el más convincente de la película a pesar de su rol.