"Chico&Rita"
“Chico&Rita”

Una de las galardonadas en la última edición de los Goya se estrena esta semana en la cartelera española. Y se trata de una película de animación que no tiene nada que ver con las de Disney. Bueno, algo si tiene que ver con Disney, ya que es su distribuidora, pero en lo que a animación se refiere se sitúa en el polo opuesto de las propuestas de la factoría de Mickey Mouse. Y digo opuesto porque se trata de una película de dibujos animados, que no de animación en 3D, pero para adultos. Sí, es una de esas raras avis que se asoma a ese mundo por explorar que supone el mundo de animación no destinado a un público infantil, y ya llegaríamos a poder tildarla como extremus rara avis cuando vemos quiénes son los autores de esta película. Porque detrás de este proyecto se esconden ni más ni menos que Fernando Trueba (director de cine), Javier Mariscal ( pintor, diseñador) y Bebo Valdés (músico). Estos tres artistas destacados en cada uno de sus ámbitos han aúnado esfuerzos para dar vida a esta historia que nos traslada a Cuba en donde conoceremos a un limpiabotas antaño pianista embriagado por los recuerdos de un amor perdido hace casi medio siglo y todo ello a ritmo de jazz y blues. 

Álvaro M. Angulo

Escena en la que vemos a Rita de "Chico&Rita"
Escena en la que vemos a Rita de “Chico&Rita”

En la Cuba actual veremos como un viejo pianista se busca la vida limpiando zapatos para sobrevivir y regresa día tras día a su humilde piso comunitario. Allí entre copas de alcohol su única vía de escape será la música de una vieja radio. Gracias a una emisora de grandes éxitos nos introduciremos en sus recuerdos que nos llevan a una época prerrevolucionaria de la isla. Allí veremos cómo un joven músico talentoso, Chico, busca labrarse un nombre y una oportunidad, cuando se enamora de una cantante, Rita, a la cuál seduce y convence para que canté con él para un concurso radiofónico componiendola una canción en su nombre. El destino los separará en varias ocasiones hasta separarlos de país, en donde cada uno labrará una carrera de éxito pero siempre con la añoranza del otro.

El piso de Chico en "Chico&Rita"
El piso de Chico en “Chico&Rita”

Para poder imaginarse esta película conviene tener en mente el estilo surreal y minimalista de Mariscal. Ya que lo vemos en cada rincón de cada fotograma. Con unos trazos simples otorgando mayor importancia a las formas, en “Chico&Rita” nos ofrecen unos personajes que trasmiten más vida que la mayoría de los que pueblan las fantasías fabricadas integramente por ordenador, logrando que se vuelvan más expresivos que muchos de los dibujos animados que hemos visto a pesar de la sencillez con la que están diseñados. Pero esto son los personajes, que si les sumamos la iluminación efectiva y sin buscar otra cosa que configurar y dar profundidad a los mismos nos encontramos con verdaderos seres tridimensionales, porque caso aparte son los fondos. Preciosisamente barrocos en cuanto a la cantidad de detalles y bellamente coloreados son uno de los mayores aciertos de esta película, además de recrear una Cuba llena de anuncios americanos y de pisos hipnóticamente enmoquetados, pasando por un Nueva York que no tiene qué envidiar nada de postal alguna,  la neónica Las Vegas e incluso el breve paso por París también se convierte en una delicia visual con estos dibujos sencillos, que integran el sentido efectista del artista catalán pero a su vez muestran su pasión y devoción por los colores. Destacar el buen hacer en cuanto a los cuidados movimientos de cámara integrados con los objetos que vemos de fondo ya que éstos no son meros cuadros estáticos.

Nueva York nevado en "Chico&Rita"
Nueva York nevado en “Chico&Rita”

Respecto a la historia comentar que rezuma nostalgia por todos los bordes. Con un esquema clásico de historia de desamor, a las cuáles hace varios guiños poco velados que sorprenden, juega con los flashbacks para narrarnos cómo es esta pareja de artistas y de paso contarnos algunos temas de trasfondo como el éxodo de cubanos a EEUU, los clubes nocturnos de Jazz y sus estrellas, la revolución cubana con su ilusión de cambio de cómo comenzó a cómo se ha quedado, el racismo de la sociedad americana en las décadas de mediados del siglo pasado, y con ese regustillo a historia de recuerdos que nos esconden más verdad que la que nosotros podemos apreciar.

 

Escena de "Chico&Rita"

Escena de "Chico&Rita"

“Chico&Rita” es una pequeña joya que esconde una preciosa obra de arte que admirar en cada fotograma. Con unos personajes sencillos que te van engatusando y grangeando simpatías enmarcados dentro de una historia que podría haber sido rodada en blanco y negro hace cincuenta años, pero que se presenta como un recital de colores y formas que te van llavando de un escenario a otro  deseando ver más de ellos y cómo están dibujados.  Seguramente esta cinta la disfrute más un público más adulto, al igual que la animación que ofrecen, que uno más joven, ya que te plantea una recreación histórica de lugares y acontecimientos que puede que no llegen a todos junto con esa nostalgia y gusto por el pasado perdido que se adquiere con los años, pero no deja de ser una historia universal.  Lo mejor que puedes hacer si decides ver esta película es dejarte llevar por el ritmo de la música y presenciar esta deliciosa sucesión de imágenes que te irán embacuando hasta darte cuenta que ya se ha terminado.

Anuncios