No hace tanto tiempo en cualquier torneo al que acudieras de Legacy lo más habitual era ver un nutrido grupo de peces, digo, de mazos de tritones. Y, de repente, desde hace unos meses atrás, parece que algo ha debido contaminar las islas que habitan porque su presencia ha disminuido en los top8  e incluso en algunos se aprecia su ausencia. Además han dejado ser el mazo con más adeptos.  Esto te hace pensar si ya se ha pasado la era en donde los tritones campaban a sus anchas,  ganaban torneos y eran el mazo más jugado con diferencia. Lo que lleva a plantearte si de verdad ha cambiado tanto el metajuego como para que este arquetipo esté tan de capa caída. Voy a intentar dar alguna explicación a este fenómeno antes de que sea demasiado tarde y tengamos una especie extinta y ver qué se puede hacer con ellos para devolverlos al nivel más competitvo y que puedan seguir nadando a sus anchas por las mesas de juego.

Álvaro M. Angulo

Señor de la Atlántida
Señor de la Atlántida

Merfolks, tritones o fish. Da igual como queramos llamarlo que todos sabemos de qué mazo estamos hablando. Se trata de uno de los arquetipos más definidos cuyo esqueleto ha permanecido casi inamovible desde su creación y en el que únicamente bailan del orden de ocho a diez cartas de una versión a otra. De forma que cuando hablamos de este mazo todo el mundo sabe que cuenta con Cursecatcher, Perito branquia plateada (sí, es el nombre completo, por no llamarlos simplemente los “peritos”), Señor de la Atlántida, Reejerey Merrow (o, a la inversa en inglés, nunca entenderé porqué se llaman diferentes de un idioma a otro), Frasco de éter, Mutabóvedas, Eriales, Force of will y Daze. Normalmente solemos encontrar junto a ellos algún que otro “lord” extra, ya sea en forma de Coralhem Commander o Merfolk Soverign, y la presencia de Parada o últimamente de Spell Pierce. Merfolks se trata de un mazo aggrocontrol de libro, iba a decir por excelencia, pero viendo de qué va el artículo, mejor no,  en el que contamos con controlar el tempo de la partida e imponernos con nuestras criaturas. Entre las virtudes de esta baraja está la de hacer la vida imposible a los demás mazos que juegan azul, en todas sus vertientes, pero empeora considerablemente frente a los que no lo juegan.  Lo que nos lleva a plantearnos la primera interrogante o descubrir el primer punto de este declive de los tritones:

¿Se juegan menos mazos con azul que antes en Legacy y por eso Merfolks pierde enteros?

Jace, el escultor mental
Jace, el escultor mental

La respuesta es no, pero condicional. Creo que se juega la misma cantidad de mazos con azul, lo que ha aumentado son el número de jugadores que juegan, y que lo hacen con mazos que no emplean este color. Esto es una perogrullada, pero conviene reflexionar sobre ello. Cada día juega más gente Legacy. Y cada vez que alguien se incorpora, normalmente, que hay gente para todo, lo suele hacer con un mazo del que pueda conseguir fácilmente las cartas para montarse o que no le suponga una inversión desmesurada. Y aquí es en donde el “jugar con azul” se vuelve complicado. Porque los hechizos que emplea como base este color tienen un precio elevado, y más que las hechizos, las tierras que nos permiten lanzarlos. Sí, estoy refiriéndome a que no es nada barato o fácil conseguir los FoW o los Jace, el escultor mental y menos aún las tierras dobles que cuentan como Isla además de otro tipo de tierra. En consecuencia los jugadores que se incorporan al formato suelen hacerlo con otros mazos que no jueguen azul salvo los propios Merfolks, en su versión más popular que es la monocolor azul. Entonces cuando antes ibas a un torneo había más posibilidades de encontrarte con un mazo que jugara con Islas que ahora pero simplemente porque el número de jugadores que había era más reducido que ahora, y además porque un gran número de ellos cuenta/contaba con el pool de cartas que emplea este color que tan difícil de conseguir se ha vuelta de un tiempo atrás ahora. Los tritones siguen siendo un dolor de cabeza para todas estas barajas, ya sean de control puro, otras de aggrocontrol o de combo con base azul por no decir en general. Entonces,

¿puede ser por qué se jueguen más mazos sin azul?

 

Atrapamaldiciones
Atrapamaldiciones

Ésta puede ser una de las explicaciones que más se acerque a diagnosticar la situación. Merfolks es una baraja que resulta estremadamente efectiva en entornos con mucho azul, lo que podríamos definir como plagados de mazos de control con base en este color al igual que mazos aggrocontrol y de barajas de combo diversas. Si hemos estado atentos y jugando los últimos meses nos habremos dado cuenta que hemos pasado de un trinomio formado por Zoo-Merfolks-ANT a un entorno mucho más diversificado en el que han hecho acto de presencia muchos otros mazos para establecerse de una forma más o menos estable. En este ámbito de mazos, barajas que se han ido añadiendo al metajuego y estableciendo poco a poco y que no juegan islas, podemos ver algunos como las vertientes directas de Zoo, como las Big Zoo o las más tuneadas Rubin Zoo; las G/W Maverick y las Dark Horizon y similares; los sempiternos Goblins junto con Enchantress que siempre están apunto para surgir y topochear;  e incluso Elves se está configurando como uno de los mazos a tener siempre en mente. Junto con la nueva moda por las Stax  que se está imponiendo. Por no hablar de los mazos que abusaban o incluían Supervivencia de los fuertes que no eran precisamente los mejores amigos de nuestros tritones. Todo ello nos lleva a pensar que si cuando te montas tu mazo de Merfolks y piensas qué enfrentamientos esperas encontrarte que sean favorables, la lista de ellos ha decricido un tanto considerablemente desde principios del año pasado hasta comienzos de éste. Conviene recordar que muchas de estas barajas están repletas de matacriaturas o se sustentan en combos de juntar muchos permanentes que no son para nada un buen escenario para esta baraja. Pero, en ese caso,

¿no será que es una mala elección frente a mazos aggro y que su abundancia hace que pierdan efectividad?

 

Perito branquia plateada
Perito branquia plateada

Siguiendo el hilo de la anterior respuesta podemos afirmar que sí. Uno de los peores pairings de Merfolks ha sido Zoo, y ahora se juegan varias versiones de la misma que a cada cual le resulta más dañina, la de Fuego castigador sin duda alguna es toda una maza frente a este mazo, mientra que la Big Zoo puede ser más fácil de lidiar con el handicap de que te puede remontar las partidas con algún que otro ángel que emplea y con los equipos. El enfrentamiento contra Goblins, en mi opinión, siempre ha estado más inclinado hacía las criaturas rojas que las azules por el mero hecho de contar con anticriaturas y de poder reponerse de un plumazo gracias a las Matrona Trasgo y a los Cabecilla trasgo, además de contar con mejores salidas al jugar Lacayo trasgo frente a nuestro Cursecatcher, y el Frasco de éter seguramente le venga mejor a él al saltarse nuestros contrahechizos a partir de entonces. Nuestras posibilidades pasan por jugar a la cantidad y en lograr criaturas lo suficientemente grandes como para frenar sus embestidas, además de tener que robar los bichos y no los counters. Vamos, que no es fácil lograr ganar a Goblins con Merfolks y necesitas destinar huecos de banquillo para lograrlo. Luego tendríamos las partidas con G/W Maverick, que tampoco son un camino de rosas, a pesar de tener muy pocos anticriaturas, pero sí un montón de criaturas de las que no nos podemos deshacer y que algunas tienen protecciones o las pueden obtener. Y luego tenemos el mirror match de Merfolks. Qué decir de este bonito enfrentamiento en el que se decide por grandes cosas como por quién gana el dado, quién roba el Frasco de éter, quién sabe leer que el Señor de la Atlántida afecta a TODOS los tritones, en fin… A lo que iba, que si esperas o sabes que en el torneo va a ver mucho aggro es mejor otra baraja. Pero,

¿si en donde yo juego hay muchos mazos de control entonces porque no ganan más los Merfolks?

 

Reejerey Merrow
Reejerey Merrow

Éste es uno de los puntos de inflexión que podemos deducir pensando sobre los anteriores. Es decir, cada vez juega más gente, y cada vez se juegan más mazos sin azul, y cada día hay más mazos aggro en el formato. Si en nuestra ecuación clásica de qué mazos son los que mejor ganan aggro respondemos que control estaríamos equivocados, ya que serían los mazos de combo, pero, este pero es importante, y si en lugar de mazos de control los vieramos como mazos de “anti-aggro”. Uno de los cimientos en los que se fundamentan los mazos de control es el de contar con respuestas para todo tipo de permanentes. Si vemos que el tipo de permanentes que más se juegan son criaturas, es lógico entonces que intentemos incluir un mayor número de cartas destinadas a combatir las criaturas.  Vamos cuantas más criaturas jueguen los rivales más anticriaturas juegan los mazos de control o con mayor cantidad de ellos disponible entre el mazo de base y el banquillo. Esto se traduce en que los mazos de control han derivado en muchas ocasiones a poder cambiar al modo “matatodo” con ayuda del banquillo, dando como resultado algunas versiones de los mismos diseñada at hoc para combatir todos los mazos aggro, y en esta tesitura nuestros queridos tritones no cuentan con suficientes contrahechizos como para sobrevivir. Bueno,

al menos los Merfolks siguen ganando a combo y a otros mazos aggrocontrol , ¿no?

 

Horadar el hechizo

Horadar el hechizo

Pues sí, podríamos decir que sí que siguen ganando a combo y a otros mazos aggrocontrol, pero, ¿pero también hay un pero aquí?, pues sí, con alguno matices y no a todos los combo ni a todos los mazos aggrocontrol. Me explico. Merfolks es un mazo que cuenta con una buena base para combatir a los mazos de combo y con el banquillo mejora. La contrapartida que tiene es que los jugadores de mazos de combo saben cómo funciona y tienen el banquillo previsto, o deberían, para combatirlos o al menos para igualarlo. De forma que los mazo de combo son capaces de adaptarse a los Tritones debido a la inmutavilidad de su composición. Vamos, dicho de otra forma, si el que juega combo es un jugador experimentado sabe cómo jugar contra tritones. Y los últimos combos que han ido surgiendo en el metajuego son más sencillos de llevar a cabo que ANT o Belcher, teniendo que juntar un par de cartas para ganar y saltándose con facilidad tanto los Daze como los Cursecatcher y en gran medida, si se esperan un turno, los Spell Pierce. Y como las formas de ganar que emplean son grandes criaturas contra las que no tenemos respuesta alguna. El otro estilo de combo es el basado en permanentes, que, como ya he comentado antes, no es que vayamos sobrados para eliminarlos, ya sean estos criaturas (reanimator, elfos), encantamientos (enchantress), artefactos (thopter combo) o criaturas artefacto (forgemaster).

 

Contrapesar

Contrapesar

Por otro lado tendríamos los otros mazos de aggrocontrol del formato. Aquí combatimos con igualdad contra ellos pero con dos grandes handicap. El primero es que casi todos emplean un color de apoyo para tener acceso a diferentes anticriaturas. El segundo es que normalmente juegan Tarmogoyf, o alguna criatura del estilo de grandes números y fácil de lanzar o que resulta determinante. Nosotros a nuestro favor tenemos el no vernos afectados por Contrapesar, que es en donde se cimentan muchos de ellos. Y además con el factor de tener el tempo a nuestro favor al imponer y marcar el ritmo de la partida. Pero con los mazos aggrocontrol ha ocurrido algo parecido a los mazos de control. Ante la sobreabundancia de mazos aggro han tenido que reforzar sus defensas y no con Actimel precisamente. El número de anticriaturas de los que dispone entre la base y el banquillo es mayor que la de antes dificultando volviéndose enfrentamientos más complicados que antaño, mientras que en nuestro banquillo las opciones son más bien las mismas después de incluirlo. Entonces,

¿qué hago? ¿Le prendo fuego a la baraja con las fundas puestas y la tiro por el desague para que naden de verdad estos malditos pescaitos que no ganan a nada?

Bueno, no creo que sea la mejor opción. Al menos saca los FoW y los Erial que valen dinero. No. Estaba bromeando. No desestimes nunca tu mazo de Merfolks. Como bien llevo hablando durante un rato hay varios factores tanto intrínsecos del mazo como externos que pienso que han mermado su efectividad en los torneos. Recapitulemos:

-Hay un mayor número de jugadores por torneo, en consecuencia un metajuego más variado.

-Existe una clara abundancia de mazos aggro en el actual entorno de Legacy.

Aumento del número de anticriaturas tanto en los mazos de control como en los de aggrocontrol.

-Existencia de combos más simples que se saltan nuestras defensas.

-Nuestras virtudes, ganar a los mazos con azul y de combo, se han visto superadas por nuestras carencias; es decir, peores emparejamientos y nula capacidad para destruir permanentes o lidiar con algunos de ellos por lo menos.

Teniendo todo esto en mente la conclusión, al menos a la que yo he llegado, es la siguiente:

Falta de evolución en Merfolks o haber tomado un camino equivocado al hacerlo.

 

Comandante yelmo de coral

Comandante yelmo de coral

Como ya he indicado en el primer párrafo el listado de Merfolks lleva sin modificarse sustancialmente durante mucho tiempo. Hay unas ocho o diez cartas que cambian de una versión a otra, pero siempre redundando en la mismas respuestas. Creo que el fallo se debe principalmente a la última evolución de Merfolks, que ha supuesto, a la larga una involución a su vez. Me explico, o por lo menos lo intento. Me estoy refiriendo a la tan copipasteada lista de Saito con negro, yo también la he jugado integra para probarla, para usar en el banquillo Perish y Peste diseñada. Pero además el incluir de base directamente los Horadar el hechizo en detrimento del número de “lords” que jugamos y la vuelta de Parada como elemento fundamental del mazo. Y aquí es donde radica el fallo según lo estoy analizando. Por un lado me parece bien y lógico el recurrir a un splash para tener acceso a un mejor banquillo y de paso a una forma de mejorar algunos enfrentamientos con anticriaturas masivos como son estas dos cartas negras. Pero por otro lado me parece que la involución se da en el volver al camino más controlero y clásico del mazo.

 

Kira, hilador de cristal

Kira, hilador de cristal

Unos meses antes Omar Rohner ganaba en un torneo francés multidinario con Merfolks, pero la apuesta que hacía era radicalmente opuesta a la opción por la que se decantaría el japonés más tarde. En este caso se trataba de un mazo de Merfolks pero que aumentaba el número de “lords” a todos los editados, incluís Jitte de Umezawa y además dos copias de Kira, hilador de cristal para hacer mucho más complicado el eliminar a nuestros pececitos. Es claramente una opción de volver el mazo más aggro ganando un mayor número de criaturas y quedándose con lo justo para “temporizar” las partidas. Al contrario que la propuesta de un mazo que podemos de tildar de regreso a los orígenes más controleros con una novedad en forma de cartas de banquillo, que no digo, que no esté mal, es más para ese torneo se demostró que fue una buena decisión, pero que me parece que enfocar los mazos de Merfolks hacía esa dirección fue errónea. Es más, aparte de encarecer todavía más los Underground Sea, el contar con la base de maná bicolor contribuía con una nueva debilidad en nuestro mazo que la estrategia monocolor no sufría.

Y hasta aquí llega la primera entrega de este artículo, en el que he intentado mostrar la situación por la que atraviesa la estrategia, seguramente centrándome demasiado en los puntos negativos. La segunda entrega, la cual saldrá en un día o dos publicada,  es completamente diferente, ya que se trata de ver qué estilos de juego tomar, hacía dónde encaminar el mazo y múltiples propuestas. Espero no haberos aburrido demasiado y que os haya gustado.