"Red"
“Red”

Una de las propuestas más llamativas que llegaba a la cartelera española se trata de “Red” (2010).  Dirigida por el alemán Robert Schwentke, cuyo trabajo más conocido hasta la fecha ha sido la entretenida aunque algo inverosimil “Plan de vuelo: Desaparecida” (“Flightplan“, 2005), que adapta a la pantalla grande la miniserie de cómics homónimos del británico Warren Ellis. Pero seguramente lo que más llame la atención al público sea el gran elenco de actores que configura el reparto de esta película: Bruce Willis, John Malkovich, Hellen Mirren o Morgan Freeman; que serán los encargados de dar vida a estos espías retirados que vuelven a la acción para sobrevivir.

Álvaro M. Angulo

 

Portada del tomo recopilatorio de "Red"
Portada del tomo recopilatorio de “Red”

El jubilado agente de la CIA Frank Moses (Bruce Willis) intenta comenzar un romance con Sarah Ross, una teleoperadora que se encarga de los cheques de su pensión (Mary-Louise Parker), cuando intentarán asesinarle en su casa. Para proteger a Sarah decide ir a su apartamento lo cual hará que se embarquen juntos en la misión de descubrir quién ha encargado su asesinato. Por el camino, Moses irá recurriendo a sus viejo compañeros espías, como el paranóico Marvin Boggs (John Malkovich), el veterano agente Joe Matheson (Morgan Freeman), la letal ex Mir5 retirada Victoria (Helen Mirren), e incluso solicitará la ayuda de un antiguo agente soviético rival (Brian Cox). Mientras tanto su relevo generacional, el agente especial William Cooper (Karl Urban) ,tendrá que encargarse de su eliminación y de completar esta misión de limpieza de antiguos agentes antes de que todo se complique.

 

Bruce Willis junto a Mary-Louise Parker en "Red"
Bruce Willis junto a Mary-Louise Parker en “Red”

No he tenido el placer de leer la obra original de Warren Ellis, pero sí otras anteriores y si algo le gusta a este señor es el contar historias en esencia sencillas pero con varias vueltas de tuerca, además de demostrar un gusto por el uso de palabras malsonantes y de crear personajes rozando o superando el absurdo. Del lenguaje supongo que no se podía transcribir literalmente si se pensaba llegar a todas las audiencias, pero en los personajes si se nota su impronta, sobre todo en el de John Malkovich y el de Hellen Mirren. Centrándonos en la película me parece que tiene bastantes elementos buenos, como un clara estructura marcada, un ritmo adecuado aunque algo discontínuo pero que va solventando intercalando las escenas de acción (algunas bastante surreales, que son lo mejor de la cinta) junto con la presentación de los personajes y otras secuencias más de comedia con tintes de  humor negro, otra de las marcas de Ellis.

 

John Malkovich y Morgan Freeman en "Red"
John Malkovich y Morgan Freeman en “Red”

En cuanto a los actores seguramente sea lo más destacable de la cinta, el poder ver a estos actores consagrados afrontar estos caracteres esperpénticos y pasados de vueltas, que respiran nostalgia por un pasado de acción pero que no se cortan nada en liarse la manta a la cabeza y disparar contra todo lo que aparezca en pantalla. Seguramente sea esto lo que les atrajo del proyecto, aparte del sueldo, supongo, el poder mostrar una vix cómica en papeles nada habituales para ellos, salvo para Willis que parece que por él no pasan los años. Aparte mencionar a Mary-Louise Parker que nos regala este cameo cinematógrafico a la espera de que vuelva “Weeds”, sin duda una de las actrices maduras más atractivas del actual Hollywood.

 

Mary-Louise Parker en la Premiere de "Red"
Mary-Louise Parker en la Premiere de “Red”

En definitiva, “Red” es un divertimento que sorprenderá a algunos espectadores que vayan a verla pensando en ver dos horas de disparos y se encuentren con una película divertida, con bastante dosis de acción pero que sirve de lucimiento personal a los actores que le dan vida. No es una película de esas clasificadas con la etiqueta de “la nueva de Bruce Willis”, aunque nos la vendan así, y que los fans de ellas encontraran adecuada, sin embargo se queda un poco pobre como historia, sobre todo el final algo abrupto, con guiño para los fans de “Nip/Tuck” incluido, pero que cumple con creces en su función de pasar el rato y de paso ver a esta galeria de grandes de la pantalla en un registro poco habitual.

Anuncios