Publicado en Uemcom News el 18 de marzo de 2010

¿Partido Comunista Plural? ¿Prensa del Corazón Pamplonesa? ¿Policarbonato de fósforo? No, no vamos a hablar de ninguna droga. En este caso las siglas corresponden a Planificación Central de la Persona. Esta semana tuvo lugar una de las conferencias más alternativas de todas a las que se puede acudir. El porqué es sencillo. Esta charla trataba sobre la felicidad. De cómo conseguir ser felices. Y en los tiempos que corren, escuchar a alguien hablar de ello resulta cuanto menos extraño. El encargado fue Javier Tamarit, responsable de calidad de FEAPS (Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual).

Álvaro M. Angulo.

Confederación española de organizaciones en favor de las personas con retraso mental

El objetivo de la charla estaba orientado a ofrecer una visión distinta de la vida y de afrontarla. Es la primera vez que se ofrece a personas sin discapacidad intelectual, siendo la labor principal a la que se dedican las personas de FEAPS. Pero, ¿qué es el PCP? Se trata de un proceso de colaboración para alcanzar una mayor calidad de vida basada en sus propias preferencias y valores.

Estamos acostumbrados a tener metas más materiales y a hacer una cosa detrás de otra para conseguir una tercera. Por ejemplo voy a la universidad para formarme para tener un empleo que me permita comprarme una casa. Esto lo define Tamarit como un pensamiento lineal. Sin embargo lo que nos proponen es pensar de “derecha a izquierda”. Sitúate al final del camino, en tu sueño, y a partir de ahí perseguir inéditos viables, objetivos factibles y no utópicos. Es decir, partir de un sueño para de una forma realizable plantearnos nuestras acciones. “Quién tiene un sueño tiene un camino”. Desde esta asociación nos indican que “debemos luchar por lo que deseamos, aunque reconociendo que no siempre conseguiremos lo que anhelamos.”

Javier Tamarit
Javier Tamarit

Además nos proponen un cambio del punto de vista. Muchas personas piensan que la felicidad viene marcada por el exterior. Se dejan llevar por el destino. En este caso Tamarit comentó que la felicidad de una persona viene marcada un 50% de una forma genética, 10% de elementos exteriores y un 40% de lo que uno se propone. “Yo soy el protagonista de mi vida y no una marioneta de lo que me ocurre”.

Pero para andar por nuestro camino e ir creándolo, lo que nos dicen es que no podemos hacerlo solos. “Necesitamos la gente que más nos quiera y que nos quiera la mejor”. Este proceso se dirige a todas las áreas de la vida de una persona, incluyendo salud, servicios humanitarios, amistades, implicación en la comunidad y relaciones familiares.

Un punto de reflexión en medio de nuestros estudios podemos decir acerca de esta propuesta filosófica a cargo de Javier Tamarit. El PCP supone un replanteamiento de nuestra cosmovisión cambiando nuestra percepción de lo que hacemos o pretendemos hacer. Sin duda una oportunidad de valorar si estamos haciendo lo que queremos y si somos felices mientras tanto. Acostumbrados a recibir conocimientos académicos olvidamos que “muchas veces la escuela no se relaciona con la vida”, y no viene mal que alguien nos  lo recuerde.

Anuncios