Publicado por Uemcom.es el 8 de octubre de 2010

 

Los Ojos de Julia

Los Ojos de Julia

Esta viernes está previsto el estreno de “Los Ojos de Julia”, el regreso de Belén Rueda a una película de terror después del éxito cosechado con “El Orfanato”. De la mano del realizador catalán Guillem Morales nos llega este film de género dispuesto a plantar cara a las producciones extranjeras en las difíciles jornadas de Halloween, en donde las películas más terroríficas se disputan el arte de dejar sin respiración al espectador.

Álvaro M. Angulo

Parece que la ceguera es uno de los pretextos preferidos para mostrar el miedo en la gran pantalla. Quizás el retorcido morbo que produce el poder contemplar qué le pasa a los desafortunados personajes,  mientras que ellos tienen que imaginárselo, es una sensación demasiado gratificante como para dejarla pasar. Nos quedamos tranquilos en nuestra butaca, aunque estemos a oscuras, en la sala de cine, la pantalla iluminada nos va dejando ver todo lo que está por acontecer a estas personas que viven en un mundo de tinieblas permanente.

Con esto en mente vamos a ver cómo Julia va a ir perdiendo la vista. Pero le va a pasar despacio, debido a una enfermedad. Pero justo cuando su hermana ha pasado por la misma experiencia y terminó suicidándose. El problema, que Julia no cree que su hermana se haya suicidado, lo que le llevará a embaucarse en una persecución de la verdad que le dejará en medio de una situación en donde se encontrará lidiando con su ceguera e intentando resolver el misterio de la muerte de su hermana.

Morales nos presenta una película claramente influenciada por las convenciones del género, en donde veremos localizaciones tenebrosas, oxidadas, viejas casas chirriantes yescenarios a cada cual más lúgubre. Con algunos hallazgos visuales,  y sin cortarse a la hora de mostrar algunas escenas retorcidas, nos iremos sumergiendo en la historia en donde no veremos claramente quién es quién hasta el final, pero por el camino veremos cómo es la relación de la pareja protagonista (interpretada por Belén Rueda y Lluís Homar), a una sombra que acecha y pasa desapercibida, a los vecinos que siempre quieren ayudar y a cómo es el proceso de afrontar la perdida de la vista.

Los Ojos de Julia es claramente una apuesta por el cine de terror. En este caso Made in Spain, que no tiene nada que envidiar de las cintas que nos vienen de fuera. Personalmente creo que se hace un poco larga, pero merece la pena esperar, sobre todo al último tercio de la película en donde disfrutaremos de ese terror que te deja paralizado sin querer mirar qué es lo que está pasando, pero irremediablemente no podremos dejar de contemplarlo.

Anuncios